Renunciar a tu trabajo y viajar por el mundo

Renunciar a tu trabajo y viajar por el mundo

Quien quiere puede, no es ni muy fácil ni muy dificil ¡Suerte!

Dejarlo todo y embarcarse en una aventura es una de las mejores decisiones.

Imagina que estas cenando con tus amigos. Todos, incluyéndote, son personas honradas, con mucho trabajo y metas claras. De repente, anuncias: “He decidido dejar mi trabajo y viajar a algunos lugares a los que siempre he querido ir”. 

Después del silencio en el que asimilan si es broma o no, viene una avalancha de opiniones y argumentos para hacerte cambiar de parecer. Luego pasa lo mismo en tu trabajo, en tu familia, en el grupo de lectura, etc. Pero no temas, Estas en el camino indicado. 

Abandonarlo todo y perderte un tiempo te ayudará a encontrarte a ti mismo. Sigue estos pasos para que, sin dudar, puedas subirte al autobús sin mirar atrás.

1.Lee blogs de personas que hayan hecho lo mismo: te ayudará a adquirir fortaleza y a ampliar tu visión del mundo y del viaje.

2.Haz una lista de lugares: plasma en tu diario el porqué. No pienses que es una ruta, porque cuando dejes el primero, no serás el mismo del principio.

3.Planifica tu primer destino: según el tipo de objetivo que tengas, así debes organizarlo.

4.Deja todo ordenado y terminado: el hecho de abandonarlo no quiere decir escapar. Organiza tus finanzas, fondos a plazo fijo y cierra todo ciclo laboral y sentimental que este abierto.

5.Arma tu mochila: según tu destino y el estilo de viaje, empacarás, llevando solo lo necesario. Recuerda que esta es la oportunidad de desapegarte de lo material.

6.Compra un GPS y una agenda de bitácoras: No dejes nunca de escribir tus experiencias, te servirán a ti y a muchos otros.

7.Compra los tickets y vete: No esperes mucho tiempo o te enfriarás.

No es fácil ni difícil. Todo dependerá de ti. ¡ANIMO! No te arrepentirás.

 

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.