Tokio: un paraíso milenario que deslumbra

Tokio: un paraíso milenario que deslumbra

Una ciudad para el asombro por su majestuosidad

Ubicada en Japón, esta ciudad es una urbe con el poder de asombro y hasta transformarnos. Todo es grande e intenso, ya que es la ciudad más extensa y poblada del planeta pues alberga casi 40 millones de personas en 23 barrios.

La capital nipona posee lugares y experiencias tan diversas que de seguro, regresarás a casa con gustos y pasiones insólitas. Una de ellas es la comida típica. A continuación te invitamos a descubrir más acerca de esta ciudad de vanguardia y tradición, por eso realizamos una selección con lo que nos parece lo mejor para ver y hacer en Tokio.

  • La Estación de Tokio

Una vez llegues a la capital nipona, te recomendamos que desde el aeropuerto de Narita o el de Haneda, tomes un tren o autobús a la gran Estación de Tokio, -ubicada en el corazón del distrito financiero Marunouchi-, reconocible al instante por su fachada retro de ladrillos rojo que contrasta con el horizonte híper moderno de la ciudad.

A la estación llegan y parten trenes y buses para todo Japón. Tiene en su interior un estilo vanguardista con locales de comida rápida japonesa y cientos de tiendas de marca y otras de todo tipo de objetos y regalos para turistas.

  • Compras en Ginza

Desde la Estación Central, en 10 minutos a pie se llega al Distrito Comercial de Ginza con edificios vanguardistas, restaurantes de primera y obviamente tiendas de lujo tales como Chanel, Gucci, Swarovski, etc. También hay escaparates más económicos. O puedes visitar los showrooms de Sony y Nissan donde está el futurista Ginza Place.

  • Conoce el barrio electrónico de Akihabara

Ubicado al norte de la Estación Central ofrece cientos de tiendas de manga, videojuegos, ordenadores y todo tipo de accesorios. El Mandarake Complex ubicado en esta zona lleva un día recorrerlo. Allí te puedes encontrar con ocho pisos llenos de magia y animé, el almacén de electrónica de Yodobashi Camera y la tienda de videojuegos de la colección Super Potato. En esta zona se puede aprovechar el Tax free para extranjeros.

  • No dejes de visitar la isla artificial de Odaiba

Al sur de la Estación Central, cruzando el impresionante Puente Arcoiris está este centro de alta tecnología y entretenimiento sobre la isla artificial de Odaiba. Allí se puede disfrutar como un niño dando vuelta por la gran noria de Daikanransha y tomar fotos desde lo alto. Además se puede explorar innovaciones tecnológicas en el Teamlab Borderless y el Miraikan que es el Museo del Futuro.

  • Caminar por el cruce de Shibuya

El barrio de Shibuya es famoso por su cruce donde transitan hasta 3 mil personas a la vez. Si llegas en metro, no puedes dejar de sacarte una foto frente a la estatua más famosa de Tokio: la del perro Hachiko. Luego se puede dar una vuelta por el gran centro comercial Shibuya 109 y disfrutar de un almuerzo o comida contemplando el ajetreo citadino.

  • Izakayas

Las Izakayas son las típicas tabernas japonesas desperdigadas por todo Tokio donde podés pedir gran variedad de platos, donde disfrutar de comida caliente, rica, tradicional en un ambiente acogedor. El menú es súper diverso. Podés encontrar sashimi (mariscos y pescado crudo), edamame (vainas de soja verde), fideos yakisoba y karage (pollo frito). En invierno se puede pedir nave, una especie de estofado con tallarines, pescado y cerdo que se cocina en la mesa.

  • El autentico sushi

La variedad de opciones es extensa. Hay desde pequeños locales en callejones hasta restaurantes de lujo en Ginza. Recomendamos buscar los locales de la cadena Genki Sushi esparcidos por toda la ciudad donde hay sushi muy rico desde un dólar en diferentes variedades tales como mariscos, pollo y hasta sushi burger. El té verde viene incluido en el precio. 

En los restaurantes Sushiro se puede ver la preparación del sushi en la misma barra donde la comes, lo cual resulta un verdadero espectáculo para los turistas. Están por toda la ciudad y los precios son muy asequibles.

  • Tokio Ramen Street

Comer este famoso plato de fideo japonés es otra excelente experiencia que no te podés perder. Hay miles de lugares y cada uno tiene recetas inigualables. Dentro de los más recomendados, te aconsejamos visitar la calle exclusiva del ramen, justo debajo de la Estación Central. Es un lugar ideal donde disfrutar de decenas de restaurantes y puestos con cuencos de fideos con mariscos, setas, huevos, ternera, cerdo, verduras y salsas de soja insólitas. Los precios son accesibles y el agua es gratis. También se puede acompañar con sake o alguna cerveza local.

Otra opción es subir al legendario Monte Fuji, una de las maravillas naturales de la capital nipona. Por otro lado, también se puede pasear por los parques de diversiones y disfrutar de emociones fuertes. Los más famosos son el Tokio Disneyland y el Tokio Disney Sea.

También el Tokio One Piece Tower, Maxell Aqua Shinagawa, LaQua, Hanayashiki y Vr Shinjuki. Y si estás en Tokio, imposible dejar de ver los templos tales como el Sensoji que es el templo budista más antiguo. Abierto todos los días de la semana, con entrada gratuita.

Otra opción es pasar una tarde espiritual en el templo Meiji, el templo sintoísta más importante, dedicado a los espíritus de los antiguos emperadores Meiji y Shöken su esposa.

Además se puede visitar el Palacio Imperial, un enorme complejo amurallado con la arquitectura tradicional japonesa que aún es la residencia del emperador japonés.

Y por supuesto que en Tokio, hay variedad de Museos, la mayoría grandes y llenos de experiencia tales como el Museo Nacional de Tokio donde hay piezas de mayor valor artístico y científico de Japón. Otro es el Museo de Ciencias e Innovación, entre otros.